Servicios Financieros – Anmype

Servicios Financieros

Todos los instrumentos que sustituyen al dinero físico para pagar o cobrar integran los servicios financieros.

Los servicios financieros se materializan a través de una serie de herramientas financieras que podemos separar en:

1) Productos financieros: entre estos productos financieros se hallan los créditos, los depósitos, etc.

2) Medios de Pago: entre los cuales se hallan las tarjetas de extracción (de cajeros automáticos), de débito y crédito, los cheques, etc.

 

Préstamos

Generalmente se habla de créditos y de préstamos como sinónimos. Sin embargo, son productos diferentes.

Un préstamo es una operación financiera en la que una institución o persona (prestamista) entrega a otra (prestatario), una cantidad fija de dinero en determinado momento, con la condición de que el prestatario devuelva esa cantidad junto con los intereses pactados en un plazo determinado. La amortización (devolución) del préstamo puede hacerse al final del período pactado o a través de cuotas regulares (mensuales, trimestrales, semestrales) a lo largo de ese plazo. Los intereses se cobran sobre el total del dinero prestado.

 

 

 

Existen dos tipos de préstamos: hipotecarios y personales.

Los préstamos hipotecarios se solicitan para la adquisición de una vivienda. Se caracterizan por ser de larga duración y por un monto importante.

El préstamo personal es un producto que le permite recibir una determinada cantidad de dinero (capital del préstamo) de la Institución que presta (en Uruguay puede ser un banco, una Empresa Administradora de Créditos o de Servicios Financieros o una Cooperativa de Intermediación Financiera) y a cambio, usted se compromete a devolver dicha cantidad junto con los intereses correspondientes en cuotas.

Estos préstamos se conocen como préstamos personales debido a que generalmente para concederlos, no se exige garantía específica que los respalde. Por esa razón, son más caros. De todos modos, tienen como garantía genérica los bienes presentes y futuros de la persona que recibe el préstamo y si no paga se le “traba embargo”.

Las instituciones de intermediación financiera y las empresas administradoras de crédito ofertan infinidad de préstamos personales, también llamados préstamos de consumo, con distintos nombres comerciales.

Fuente: https://auren.com/uy/wp-content/uploads/2020/05/2020_01_13-Auren-Arti%CC%81culo-Semanal-Crowdfunding-en-Uruguay.pdf

 

Créditos

Un crédito es un préstamo de dinero, en el que la persona que lo recibe se compromete a devolverlo en un plazo establecido, pagando intereses, seguros y costos de administración.

La palabra crédito, que deriva del verbo latino credere (creer), implica que hay un acto de confianza en la persona que recibe el préstamo de dinero.

Hay varias formas de obtener un crédito:

Cuando se trata de compras no demasiado grandes, algunos comercios ofrecen su propio crédito para vender en cuotas o se puede utilizar una tarjeta de crédito (que puede ser ofrecida por los bancos, por administradoras de créditos o las cooperativas de ahorro y crédito).

Cuando se trata de obtener un crédito más grande, por ejemplo para hacer una inversión en el negocio o comprar un auto o una casa, usualmente se solicita a una entidad financiera porque tiene capital suficiente y el sistema de garantías que se necesita. 

 

Cuentas Bancarias y Depósitos

Las cuentas bancarias permiten utilizar una serie de servicios financieros que ofrecen los bancos (y en algunos casos las cooperativas) y que resultan útiles para administrar mejor la economía familiar o del negocio.

Tener una cuenta bancaria tiene muchos beneficios:

  • Como ahorrista, puede gozar de la seguridad que ofrecen los bancos mientras sus ahorros crecen con los ingresos por intereses.

  • La variedad de cuentas permite realizar distintas operaciones según sus necesidades.

  • Utilizar un banco impone una disciplina que es difícil de mantener cuando uno trata de ahorrar en casa.

  • Ahorrar en un banco mantiene su dinero lejos de otros que podrían presionarlo para gastar lo o que podrían sentir la tentación de gastarlo ellos mismos.

  • Los bancos están regulados por el Estado, lo que minimiza su riesgo al depositar sus fondos allí.

 

Las cuentas bancarias permiten realizar depósitos. Un depósito consiste en un contrato en virtud del cual una persona (depositante) entrega una cierta cantidad de dinero (depósito) a una entidad financiera (depositaria) que adquiere la obligación de restituirla de acuerdo con las condiciones estipuladas en el contrato. A cambio, el depositante paga comisiones a la entidad financiera y cobra una tasa de interés.

En Uruguay, las únicas instituciones que pueden recibir depósitos son los bancos y las cooperativas de intermediación financiera, que son un tipo específico de cooperativa.

 

Crowdfunding

El 28 de diciembre de 2020 el Banco Central (BCU) publicó la circular 2377, que regula la licencia de empresas administradoras de plataformas de financiamiento colectivo (crowfunding). Este tipo de financiamiento está previsto en la Ley 19280 de fomento al emprenderurismo

El Crowdfunding es un método de financiación colectivo, que se lleva a cabo mediante plataformas digitales donde los emprendedores pueden publicar sus proyectos y obtener financiamiento de diferentes personas que aportan pequeñas cantidades de dinero para financiar el proyecto. 

 

 

 

El proceso para que un emprendedor o empresa utilice este tipo de financiamiento consta de tres grandes etapas: 

La primera etapa consiste en la publicación del proyecto en la plataforma donde se consigue su validación, en esta etapa la empresa debe hacer una descripción del proyecto, indicar el monto que espera recibir, cuánto tiempo estará activo para recaudar el mismo, y el tipo de recompensa si fuese el caso. 

La segunda etapa es la de recaudación, es el período de tiempo donde el producto se encuentra en fase de recepción de aportes e intenta maximizar su potencial promocionándolo al máximo.

La tercera etapa comienza cuando el tiempo de recaudación finaliza y es cuando se comprueba si el proyecto captó la atención de los inversores y logró de esta manera conseguir el financiamiento necesario y se lleva adelante el proyecto, o de lo contrario se devuelve el dinero a los inversores. 

 

Tipos de Crowdfunding

Hay diversos tipos de crowdfunding, los cuales se pueden clasificar según lo que las personas que aportan al proyecto esperan recibir a cambio: 

De donaciones: En este tipo de Crowdfunding los inversores aportan dinero a diferentes proyectos sin esperar nada a cambio, por lo general, lo que busca el inversor es apoyar una causa o interés común, ya sea a una campaña política, una fundación, un club deportivo, entre otros. 

De recompensa: En esta modalidad el inversor espera recibir algo a cambio de su aporte, que puede ser pactado de antemano con la empresa, como por ejemplo, la obtención de una unidad el producto que está lanzando, o un descuento en el precio. 

De royalties: En este tipo de Crowdfunding los inversionistas cobran un porcentaje de los beneficios que la empresa obtenga del nuevo emprendimiento. De préstamos: Este es el tipo más asimilable al financiamiento tradicional que conocemos, como lo son los financiamientos bancarios, donde el inversor cobra intereses a una tasa previamente acordada. 

De inversión: El inversor espera recibir a cambio de su aporte participación en la empresa, o beneficios del proyecto. 

 

Ventajas y desventajas

La ventaja principal del crowdfunding es que las pequeñas empresas o los emprendedores con ideas creativas e innovadoras, pero poco poder económico y difícil acceso a los tradicionales medios de financiación, tienen una alternativa para poder desarrollar sus proyectos o nuevos negocios. 

Es una herramienta muy ágil, y frente a las crecientes demoras y exigencias de las instituciones financieras, constituye una solución para las Pymes. Otra de las grandes ventajas, es que su costo suele ser significativamente menor a otros tipos de financiamiento.

 

 

 

Está dirigida al público en general, por lo que cualquier persona interesada en publicar proyectos o en financiar proyectos puede acceder. Así mismo, funciona como un método de estudio de mercado, ya que se logra medir la aceptación del producto o la idea en base a la cantidad y calidad de los aportes de los diferentes inversores. 

Como desventaja podemos destacar que en general los productos o planes de negocio que se publican en estas plataformas suelen estar en etapas muy tempranas de maduración, y probablemente no se hayan patentado con anterioridad a su publicación, lo cual podría resultar en que un competidor u otro interesado se aproveche de la idea. 

Otra desventaja es que actualmente no todas las personas tienen el conocimiento necesario para poder potenciar su iniciativa en las redes de crowdfunding y de esta manera alcanzar los fondos necesarios. 

En conclusión, no quedan dudas que el crowdfunding es una herramienta muy valiosa, y que en Uruguay acompañará el avance tecnológico, y contribuirá seguramente al desarrollo emprendedor en el país al brindar nuevas formas de financiamiento. Solo resta esperar la reglamentación de estas plataformas de financiamiento colectivo para poder evaluar qué beneficios capitalizaran finalmente los emprendedores uruguayos de este tipo de herramientas. 

Fuente: https://auren.com/uy/wp-content/uploads/2020/05/2020_01_13-Auren-Arti%CC%81culo-Semanal-Crowdfunding-en-Uruguay.pdf

Envía tus datos y un asesor se comunicará contigo: